¿POR QUÉ UN VEHÍCULO COMPACTO?

“Ni demasiado grande, ni demasiado pequeño”. Así describen muchos conductores a los vehículos compactos. A pesar de que algunos de ellos cuentan con un espacio interior comparable a los vehículos familiares, mantienen su principal atractivo que comparten con los vehículos urbanos: un consumo de combustible muy eficiente.

Dentro de la categoría de compactos, podemos encontrar desde sedanes con cuatro puertas y motor de cuatro cilindros hasta coupés de dos puertas, pasando por vehículos híbridos, a pesar de que estos tienen su propia categoría. Como su nombre sugiere, estos vehículos son los más indicados para aquellos que no requieren de mucho espacio en cabina ni en el maletero.

Su pequeño tamaño los convierte en una gran opción para aparcar en la ciudad. A pesar de la gran variedad de vehículos existentes dentro de esta categoría, la mayoría comparten algunos rasgos en común tales como su precio asequible, su bajo consumo, su carácter práctico y su divertida conductibilidad.

Si quieres comprar el mejor coche pequeño del mercado, es posible que dentro de esta gama de vehículo se encuentre el coche que estás buscando.