¿POR QUÉ UN VEHÍCULO HÍBRIDO O ELÉCTRICO?

Los coches híbridos son aquellos que pueden utilizar combustible y también ser conectados a la corriente eléctrica. El motor eléctrico permite habitualmente un rango de autonomía de entre 50 y 65 kilómetros. Una vez agotada la batería eléctrica es cuando entraría en funcionamiento el motor de combustible convencional, aunque también es cierto que existen modalidades de conducción que permiten utilizar ambas fuentes de energía simultáneamente.

Los vehículos eléctricos, por su parte, son completamente eléctricos, lo que significa que no utilizan ningún tipo de combustible fósil. En la medida que los coches eléctricos no utilizan ninguna otra fuente de energía complementaria cuentan con un mayor espacio para las baterías, lo cual les colocan en un rango de autonomía más amplio que varía en función de cada modelo, entre 90 y 110 kilómetros.